Portal de Gazteaukera

Logotipo Gazteaukera. Euskadiko gazteentzako ataria. Portal de la Juventud de Euskadi

Euskadi.eus. Euskal Administrazioen ataria. Portal de las Administraciones Vascas

 
Estás en:
  1. Inicio
  2.  
  3. Igualdad, participación y sociedad
  • Gazteaukera en Facebook
  • Gazteaukera en Twitter
  • Gazteaukera en Youtube
  • Gazteaukera en Flickr
  • Gazteaukera en Instagram
  • Blog Gazteaukera

El sexo del lenguaje

-A pesar de no querer hacerlo, y muchas veces no ser conscientes de ello, cuando escribimos Icono lenguaje sexistao hablamos solemos utilizar un lenguaje sexista. No es fácil utilizar un lenguaje no sexista, ya que, algunas palabras y algunas frases son casi parte de nuestro lenguaje y las decimos o escribimos "inconscientemente". Aún así, y sobre todo cuando redactamos, podemos poner especial atención en no cometer algunos errores de este tipo. Y es que, al igual que los tiempos cambian, el lenguaje también debe cambiar y debe dejar de ser sexista y machista.

¿Quién no ha escrito alguna vez algo sexista? Es decir, en vez de decir las personas refugiadas, ha utilizado la palabra "los refugiados". Siempre que se puede, se deben buscar términos apropiados para no caer en ese lenguaje, pero tampoco hay que pasarse. Y es que, escribir o leer un texto en el que se repite en todo momento "los y las refugiadas", puede resultar algo pesado.

Recomendaciones para el castellano

A continuación te resumimos algunas recomendaciones que puedes seguir para no utilizar el lenguaje sexista:

Utiliza términos neutrales o genéricos: profesorado en vez de profesores y profesoras, alumnado en vez de alumnos y alumnas, infancia en vez de niños y niñas, ciudadanía en vez de hombres y mujeres…

No utilices el sustantivo mujer como sinónimo de esposa

Utiliza nombres abstractos: alcaldía por alcalde, asesoría por asesor…

En documentos escritos, utiliza la barra "/": Sr./Sra, amigo/a...

No utilices el @rroba como símbolo lingüístico

Utiliza las dobles formas cuando te refieras a grupos mixtos: es decir, premio a la mejor alumna o alumno…

Alterna el orden de los géneros: es decir, no tienes siempre que comenzar con el género masculino. En vez de padres y madres, puedes utilizar madres y padres.

Emplea el género femenino en los títulos académico y en las profesiones: diplomada, licenciada, abogada, arquitecta…

Utiliza el verbo tener en vez de estar: tener interés en vez de estar interesado...

Sustituye los artículos por indefinidos variables: cada participante en vez de los participantes...

Utiliza quien o quienes: quienes participen en el festival en vez de los participantes en el festival...

Da el mismo tratamiento a los hombres y a las mujeres: es decir, señor y señora en vez de señor y señorita.

No utilices términos misóginos: coñazo, maruja...

No hay que olvidar, también, que existen algunas palabras que en el género masculino tienen un significado y en el género femenino otro muy distinto. En la mayoría de las ocasiones, el género femenino tienen connotaciones despectivas. Aquí tienes algunos ejemplos:

Zorro: héroe justiciero Zorra: artesana del amor 
Perro: mejor amigo del hombre  Perra: lo mismo que zorra 
Fulano: persona indeterminada o imaginaria  Fulana: perra 
Callejero: de la calle, urbano  Callejera: fulana 
Hombrezuelo: hombrecillo, mínimo, pequeño  Mujerzuela: adivina 
Hombre público: personaje prominente, funcionario público Mujer pública: pues eso 
Cojonudo: estupendo, magnífico, excelente  Coñazo: insoportable 
Patrimonio: conjunto de bienes  Matrimonio: conjunto de males 
Héroe: ídolo  Heroína: droga 
Atrevido: osado, valiente  Atrevida: insolente, mal educada 
Soltero: codiciado, inteligente, hábil  Soltera: quedada, lenta, ya se le fue el tren 
Suegro: padre político  Suegra: bruja 
Don Juan: hombre en todo su sentido  Doña Juana: la mujer de la limpieza 

Recomendaciones para el euskera

Aunque en euskera no existen los géneros, cabe destacar que sí se distingues los sexos. Por eso, y para que en el euskera tampoco hay sexismo en el lenguaje, puedes seguir diversas recomendaciones.

Utiliza palabras compuestas: "jaun-andreak", "andre-gizonak", "seme-alabak"...

Utiliza genéricos: "gizakia", "gurasoak"...

Cuando menciones los trabajos y los estudios, utiliza la forma femenina cuando lo tenga

Utiliza un tratamiento familiar, es decir, tutea, de esta manera se tienen en cuenta las formas de los dos sexos

No utilices palabras que comiencen con "Mari": "Mari-purtzil", "Mari- baldraska"...

Puedes consultar la publicación de Emakunde El lenguaje, más que palabras. Propuestas para un uso del lenguaje no sexista (pdf, 753 Kb). Se trata de una propuesta para no utilizar en nuestras vidas diarias el lenguaje sexista.

Más información:

 

Ayúdanos a difundirlo:

     

Enlaces de Interés

Euskadi, bien común