Portal de Gazteaukera

Logotipo Gazteaukera. Euskadiko gazteentzako ataria. Portal de la Juventud de Euskadi

Euskadi.eus. Euskal Administrazioen ataria. Portal de las Administraciones Vascas

  • Logotipo de Facebook
  • Logotipo de Twitter
  • Logotipo de RSS

Observatorio Vasco de la Juventud

Fecha de publicación: 22/02/2013

Los hombres de 16 a 34 años de la CAPV con empleo tienen un sueldo neto mensual que supera en 200 euros el de las mujeres jóvenes

Las mujeres jóvenes trabajan más que los hombres a jornada parcial por obligaciones familiares.

Con motivo del Día por la Igualdad salarial entre mujeres y hombres (22 de febrero), el Observatorio Vasco de la Juventud quiere aportar unos datos relativos al empleo y a la diferencia salarial de hombres y mujeres jóvenes de la CAPV.

Los datos proceden de un estudio titulado “El empleo juvenil en la CAPV”, realizado por el Observatorio Vasco de la Juventud en noviembre de 2011. El estudio se basa en una encuesta domiciliaria realizada a una muestra de 1927 jóvenes de la CAPV de entre 16 y 34 años.

La mitad de la población joven de la CAPV de 16 a 34 años (49 %) trabaja actualmente y otro 31 % estudia, como ocupación principal, si bien dentro de este último colectivo hay un 4 % de jóvenes que compagina la formación con algún trabajo. El paro afecta al 18 %, más a los hombres (20 %) que a las mujeres (14 %). La realización de las labores de casa constituye la actividad principal de un 4 % de las mujeres, mientras que los hombres no se adscriben a esta categoría.

La mitad de la juventud que trabaja tiene un contrato indefinido o fijo discontinuo (53 %), frente a un tercio con contrato temporal (34 %). Otro 9 % trabaja como autónomo o autónoma. El porcentaje de jóvenes que trabaja sin contrato es del 3 % y esta situación es más frecuente entre las mujeres (4 %) que entre los hombres (1 %).

La jornada de trabajo más habitual es la completa: tres cuartas partes de quienes trabajan lo hacen a jornada completa (75 %). El restante 25 % trabaja a jornada parcial, siendo esta situación bastante más habitual entre las mujeres (35 %) que entre los hombres jóvenes (14 %).

La razón que aduce la mayoría de quienes trabajan a jornada parcial es no haber encontrado un trabajo a jornada completa (58 %). Únicamente un 15 % de quienes trabajan a jornada parcial lo hace por voluntad propia. Las dificultades para conciliar la vida laboral y familiar se hacen patentes en el 9 %, que aduce las obligaciones familiares como razón para no desarrollar un trabajo a jornada completa. Y esta traba al desarrollo profesional sigue afectando todavía casi exclusivamente a las mujeres: el 13 % de las mujeres que trabajan a jornada parcial lo hacen por obligaciones familiares frente a un 1 % de los hombres.

El trabajo encajado es alto entre las personas jóvenes que trabajan: siete de cada diez consideran que el empleo que desarrollan es adecuado a su cualificación (70 %). Un cuarto, sin embargo, considera que tienen un trabajo por debajo de su formación (24 %) y, finalmente, un 2 % piensa que su trabajo está por encima de su cualificación. De nuevo las diferencias más notorias las arroja el análisis por sexo: las mujeres gozan de un menor empleo encajado, 5 puntos por debajo de los hombres.

El salario neto medio asciende a 1.116 euros al mes. Los hombres superan esta cifra y su sueldo neto es 200 euros más elevado que el de las mujeres.

Puede señalarse, por tanto, que las mujeres jóvenes de la CAPV tienen menos paro que los hombres, pero peores condiciones laborales: trabajan más sin contrato, trabajan más a jornada parcial y entre los motivos para ello, mencionan más que los hombres las obligaciones familiares, tienen menor nivel de empleo encajado, y perciben un salario menor.

¡Síguenos en las redes sociales!

   

 

Ayúdanos a difundirlo:

     
Euskadi, bien común