Portal de Gazteaukera

Logotipo Gazteaukera. Euskadiko gazteentzako ataria. Portal de la Juventud de Euskadi

Euskadi.eus. Euskal Administrazioen ataria. Portal de las Administraciones Vascas

  • Logotipo de Facebook
  • Logotipo de Twitter
  • Logotipo de RSS

Observatorio Vasco de la Juventud

Fecha de publicación: 15/06/2011

Violencia sexista y juventud, entrevista con Norma Vázquez

Norma Vázquez (México, 1960). Psicóloga y Terapeuta Familiar. Directora de Sortzen Consultoría, especialista en violencia sexista y empoderamiento de las mujeres.

 ¿Cuál es la realidad del maltrato entre parejas jóvenes en la Comunidad Autónoma Vasca?

Numerosas y distintas fuentes de información señalan que la violencia sexista es cada vez más joven. Según el informe Anual de 2009 de la Dirección de Atención a las Víctimas de la Violencia de Género (Departamento de Interior de Gobierno Vasco), durante 2009, el 35% de las mujeres que fueron víctimas de violencia por parte de su pareja o ex pareja tenía entre 18 y 30 años. Si se trata de agresiones contra la libertad sexual, las cifras indican claramente que cuanto más jóvenes las mujeres están más expuestas a sufrir este tipo de agresiones, ya que las menores de 30 años constituyen el 68% del total de víctimas que han hecho pública la violencia vivida.

Estos datos nos demuestran que la violencia sexista no es una problemática “ya superada”, ni que tenga que ver con “generaciones  pasadas”. La violencia sexista es un problema grave que afecta a las chicas jóvenes cada vez mejor preparadas y con más herramientas para enfrentarse a la hostilidad del mundo público pero en quienes sobreviven estereotipos y comportamientos muy poco modernos. En concreto, cuando se trata de las relaciones que establecen las chicas y chicos jóvenes, se ha de tener en cuenta que estas no tienen la continuidad o compromiso que tienen las parejas que conviven juntas, o que los espacios en los que se relaciona la juventud son diferentes a los de las parejas adultas (el instituto, el ambiente festivo…).

 ¿Cuáles son los comportamientos que pueden ser indicativos de que existe un maltrato en la pareja?  

El derecho al ocio se ha convertido en un valor importante para una sociedad que ha salido de las penurias económicas más urgentes. Esta nueva realidad social se presta al establecimiento de relaciones entre mujeres y hombres que, en teoría, tendrían que desarrollarse sobre la base de la libertad y el consentimiento mutuo. Y sin embargo, el déficit de ciudadanía de las mujeres unido al discurso instalado en la juventud sobre una supuesta igualdad ya lograda, generan un ambiente hostil para las mujeres jóvenes, que tienen que seguir viviendo el predominio masculino en ese tan valorado espacio y tiempo del ocio.

En este ambiente se pone de manifiesto la normalización de conductas agresivas que se confunden con los acercamientos para ligar. Los chicos creen que para conquistar a una chica “todo vale” y el derecho de ellas a decir NO! todavía no está instalado completamente. De ahí que ellas ya no se sientan totalmente culpables cuando ejercen ese derecho pero sí reciban mensajes contradictorios animándolas a dejar pasar conductas de control. La confusión se instala en ellas teniendo como consecuencia el silencio.

 ¿Existen pautas de maltrato en la pareja propias de la juventud?  

Tener en cuenta las características concretas de la adolescencia o la juventud, implica recordar la importancia que en este periodo tiene el ideal romántico y la inexperiencia o el hecho de que en esta época se están empezando a experimentar las primeras relaciones, factores todos ellos que pueden contribuir a que diversas expresiones de violencia sean enmascaradas o confundidas como muestras de amor o interés.

 ¿Qué papel juega la prevención a la hora de detectar y evitar maltratos en las parejas jóvenes?

Prevenir es fundamental. Pero en esta prevención deben estar presentes las complejidades de una juventud cada vez mejor preparada para el desarrollo profesional pero con fuertes déficits en la igualdad emocional y de trato así como los nuevos escenarios de la violencia sexista.

 

Ayúdanos a difundirlo:

     
Euskadi, bien común