Portal de Gazteaukera

Logotipo Gazteaukera. Euskadiko gazteentzako ataria. Portal de la Juventud de Euskadi

Euskadi.eus. Euskal Administrazioen ataria. Portal de las Administraciones Vascas

 
Estás en:
  1. Inicio
  • Gazteaukera en Facebook
  • Gazteaukera en Twitter
  • Gazteaukera en Youtube
  • Gazteaukera en Flickr
  • Gazteaukera en Instagram
  • Blog Gazteaukera
Fecha de publicación: 24/06/2009
La cultura debe ser el cauce de expresión de la pluralidad de la sociedad
La política lingüística del Departamento en beneficio de uno de los dos idiomas oficiales de nuestra Comunidad nunca será en perjuicio del otro

La consejera de Cultura del Gobierno Vasco, Blanca Urgell, ha comparecido ante la Comisión de Cultura y Juventud del Parlamento Vasco para presentar los principios programáticos que dirigirán su gestión en esta legislatura. En sus palabras ha destacado que “la cultura es importante en sí misma, tiene valor en sí misma y es un fin en sí misma, no solamente como instrumento para la construcción identitaria o la afirmación y extensión de la simbología y de la iconografía de un pueblo”.

Blanca Urgell, que ha estado acompañada por el viceconsejero de Cultura, Juventud y Deportes, Antonio Rivera, el viceconsejero de Política Lingüística, Ramón Etxezarreta, y el director de Gabinete y Medios de Comunicación, José Antonio Blanco, ha abogado por hacer los máximos esfuerzos posibles para promover una política cultural con la que puedan identificarse todas las sensibilidades ideológicas presentes en la convivencia pacífica y democrática de la sociedad vasca. “En una sociedad democrática, abierta y libre, la cultura debe ser y servir de cauce de expresión de la pluralidad inherente a esa sociedad, y debe ser capaz de poner en valor, de actualizar y de proyectar hacia el futuro las mejores tradiciones heredadas del pasado; pero también de asumir y promover con dinamismo y respeto los nuevos valores y las nuevas aportaciones que la sociedad contemporánea crea en su propio seno o incorpora de otras colectividades sociales”, ha comentado.

La consejera, en su comparecencia, ha mencionado que la cultura vasca debe pasar ya a una nueva etapa en la que necesariamente deberá abordarse prioritariamente la necesidad de ampliar y enriquecer su propio significado, adaptándose a los nuevos tiempos y al nuevo entorno que nos han correspondido, dando un salto hacia la modernidad desde el trampolín de sus firmes raíces. Por otra parte, ante el momento de crisis que estamos atravesando, Blanca Urgell ha destacado que “la cultura es también una buena inversión” y que su Departamento trabajará en base a tres valores fundamentales: una cultura abierta al mundo, capaz de responder a los deseos y necesidades de una sociedad vasca plural y que nos ayude a afrontar los retos y desafíos del presente; una cultura de proximidad, que no olvide que los destinatarios y actores de las políticas culturales son los ciudadanos y las ciudadanas vascas; y una cultura de la paz y para la paz. “Los artistas vascos y los diferentes agentes culturales de nuestro país no pueden ser ajenos a los deseos de paz del pueblo vasco y pueden contribuir con su arte a que la paz sea posible”, ha recalcado.

Otro capítulo de su intervención lo ha dedicado a la política lingüística, destacando que “la nuestra será una política en pro del bilingüismo, y el empeño que ponga nuestro Departamento en beneficio de uno de los dos idiomas oficiales de nuestra Comunidad nunca será en perjuicio del otro ni nadie podrá juzgarlo en ese sentido”. Ha insistido también en el hecho de que el euskera, como toda lengua vehículo de cultura, requiere, además de la extensión social en sus propios territorios, de conocimientos, proyección y prestigio exterior. “Ninguna palabra en euskera será extraña ni extranjera para ninguna persona dispuesta a oírla, a entenderla, observarla o estudiarla”, ha comentado al referirse a los objetivos del Instituto Etxepare.

Asimismo, ha explicado que la vasca es una realidad plural desde el punto de vista social, político, cultural y lingüístico y, por tanto, las políticas lingüísticas han de ir encaminadas a reconocer, entender y respetar las diferencias, los derechos y las libertades de la ciudadanía vasca. “Tenemos la clara voluntad de promover para los próximos años una política lingüística con el mayor nivel posible de consenso social y político, negociándola con los diversos agentes socio-políticos, e integrando las aportaciones de los mismos, pues es una evidencia que también en materia lingüística hay, como no podía ser de otra forma en una sociedad democrática, diferentes visiones, diferentes miradas, y el consenso sólo puede salir del libre contraste de ideas y creencias diferentes”, ha dicho Blanca Urgell.

En este sentido, ha añadido que una de las tareas más delicadas en la labor de un organismo administrativo dedicado a la política en materia de lengua es justamente atraer hacia las medidas de promoción de la lengua vasca a aquella parte de la población que no es hablante de dicho idioma; o, dicho de otra forma, mostrar a la ciudadanía monolingüe que también ella tiene y puede tener aportaciones que realizar a las decisiones que adopten las diferentes instituciones públicas para organizar de una manera justa la convivencia de una sociedad bilingüe. “Debe ser la persuasión nuestro instrumento más eficaz, para evitar que las medidas que se decidan adoptar a favor de los derechos de una parte de la ciudadanía sean consideradas como imposición o como perjuicio a los derechos de otra parte de esa misma ciudadanía”, ha puntualizado.

En el apartado de las infraestructuras culturales ha destacado el importante nivel que posee el País Vasco, pero sin perder de vista que la acción cultural pública está dispersa entre instituciones de distinto rango. En este sentido, el Departamento de Cultura pretende ordenar, relacionar y jerarquizar la realidad de cada uno de esos ámbitos de la cultura a través del dialogo con todas las instituciones. “La tarea que ahora debe correspondernos, más que de construcción o materialización de nuevas infraestructuras culturales (museos, bibliotecas, centros), es la de relación, coordinación y reflexión compartida con las diferentes instituciones y agentes públicos y privados para hacer operativas, eficientes y rentables las que ya tenemos”, ha explicado.

Blanca Urgell no ha olvidado mencionar otros dos apartados del Departamento de Cultura, los relacionados con Juventud y Deporte. Para la consejera un objetivo claro y explícito de las políticas de juventud ha de ser incrementar significativamente el porcentaje de personas jóvenes que salen del hogar de origen, así como el de personas entre los 25 y los 29 años que han constituido su propio núcleo familiar. Dentro del aspecto deportivo, ha hecho referencia al Plan Vasco del Deporte, anunciando una evaluación de resultados hasta el presente, y su especial atención al objetivo de posibilitar la práctica deportiva por parte del conjunto de la ciudadanía en las mejores condiciones posibles.

Comparecencia ante la Comisión de Cultura y Juventud (pdf, 81 Kb)

Comparecencia en Comisión de control de EITB (pdf, 27 Kb)

 

Ayúdanos a difundirlo:

     

Enlaces de Interés

Euskadi, bien común