Portal de Gazteaukera

Logotipo Gazteaukera. Euskadiko gazteentzako ataria. Portal de la Juventud de Euskadi

Euskadi.eus. Euskal Administrazioen ataria. Portal de las Administraciones Vascas

  • Logotipo de Facebook
  • Logotipo de Twitter
  • Logotipo de RSS

Observatorio Vasco de la Juventud

'La intersexualidad es un rasgo de todos los seres humanos'

Fecha de publicación: 

Formadoras de EmaizeEntrevista a las formadoras del curso "Profundizando en la atención a las diversidades sexuales: visibilización y promoción" Ana Ramírez de Ocáriz Sorolla y Jakinde Carballo Alonso. EMAIZE Centro Sexológico-Sexologia Zentroa 

  • ¿Qué objetivos os planteáis con este curso?

En muchas ocasiones quienes trabajan con jóvenes, tanto en el ámbito de la educación formal como no formal, se preocupan por atender sus sexualidades solamente cuando surgen dificultades o problemas, como una agresión a un chico con pluma, una pareja de chicas que sufren acoso en el instituto, una alumna nueva que tiene pene y no se sabe cómo abordar el tema con naturalidad...

A través de esta formación lo que queremos precisamente es partir de la diversidad sexual no como fuente de problemas, sino como un valor que, gracias a su cultivo, va a contribuir a la convivencia sinérgica entre personas, siempre diferentes. De esta manera, indirectamente, evitaremos a largo plazo las situaciones de alarma que hemos mencionado. Si conseguimos una sociedad más respetuosa y que valore la diferencia, estaremos también contribuyendo a evitar esos malos rollos.

Así pues, nuestro objetivo es doble: por una parte compartir herramientas para afrontar situaciones puntuales de abuso o acoso y por otra pensar en acciones o programas que visibilicen y sensibilicen a la comunidad en general, que capaciten a agentes juveniles y que empoderen a esas y esos jóvenes que pueden estar en situación de vulnerabilidad.

  • ¿Cómo entendéis la diversidad sexual?

Etimológicamente la palabra "sexo" está relacionada con la diferenciación. Así, desde la sexología entendemos la diversidad sexual como el modo en que cada persona nos vamos haciendo mujer y hombre en un proceso biográfico único, en el que irremediablemente confluyen características de ambos sexos. Por ello, la intersexualidad es un rasgo inherente a todos los seres humanos, y por tanto sin connotación patologizante.

Es decir, hay tantas maneras de ser mujer y de ser hombre como mujeres y hombres existimos, cada cual con sus matices y peculiaridades propias. Si hablamos de Identidad Sexual, podemos decir que aunque la mayoría de las personas nos identifiquemos sólo con dos identidades (femenina y masculina), cada uno y cada una de nosotras, como sujetos sexuados que somos, tendrá su particular modo de ser. Por eso hay chicas con pene y chicos con vulva, e incluso personas que no sienten necesidad de identificarse como mujer o como hombre. Con ello queremos decir que la identidad sexual no está en los genitales ni en la etiqueta que nos pusieron al nacer. Ni siquiera en cómo nos hayan educado. Es decir, la identidad no se aprende ni se elige.

Con respecto a las llamadas “conductas de género no normativas” decimos lo mismo: existen tantas maneras de expresarnos como sujetos sexuados somos. Aunque se asignen roles de género estereotipados a unos y a otras (como la dulzura a las chicas y la dureza a los chicos), la realidad contradice machaconamente estos estereotipos.

Y algo parecido podemos decir de la orientación del deseo: aunque estadísticamente se dé en mayor medida el deseo hacia personas del otro sexo, también los chicos y chicas con quienes trabajamos pueden desear, sentirse atraídas o enamorarse de personas de su mismo sexo.

Y esta es la realidad: cada sujeto sexuado se va construyendo biográficamente como el chico y la chica que es, desde un cuerpo también sexuado que es el suyo. Porque lo importante es que cada cual se conozca, se respete, se acepte, se cuide y se quiera tal cual es. Y que eso mismo haga con el resto de personas con las que convive. 

  • ¿Cuáles creéis que son las claves educativas para cultivar la diversidad?  

Como hemos dicho anteriormente, bajo nuestro punto de vista es importante comprender la diversidad como un valor. Para ello debemos tener en cuenta que no sólo se educa con los proyectos concretos sobre sexualidad que un centro escolar, un gaztegune o un grupo de tiempo libre puede establecer, sino que también educamos con nuestras actitudes y nuestros valores: ¿entiendo la homosexualidad al mismo nivel que la heterosexualidad?, ¿creo que hace falta tener vulva para ser una chica?, ¿los hijos e hijas de una pareja gay pueden ser igual de felices que los de una pareja hetero?... 

Esta revisión de nuestras actitudes nos servirá también para analizar el entorno en el que trabajamos: hasta qué punto se visibiliza la diversidad sexual, si el equipo está sensibilizado sobre esta realidad… A partir de ahí, y con una formación de calidad, vamos a ser capaces de ponernos retos factibles para hacer que la diversidad sexual sea respetada y valorada.

También creemos importante crear en este curso de formación un espacio de reflexión sobre cómo abordar situaciones concretas de homofobia o transfobia. Utilizamos estrategias inclusivas, como la no presunción de la heterosexualidad, el uso de un lenguaje que visibilice los diversos tipos de orientaciones del deseo, de familias, cuerpos, roles, identidades…

Por último, proporcionamos diferentes fuentes de información, materiales y recursos para que los y las participantes puedan poner en marcha las estrategias aprendidas con las personas jóvenes.

Logo del OVJ

¡Síguenos en las redes sociales!

Logo de Facebook Logo de Twitter 

Euskadi, bien común