Logotipo de Facebook Logotipo de Twitter Logotipo de RSS

El Observatorio Vasco de la Juventud publica la investigación 'El coste de la emancipación residencial en Euskadi 2017'

Fecha de publicación: 

 

El coste de la emancipación residencial en Euskadi 2017 

Este estudio, que ya va por su quinta edición, refleja las dificultades que tienen las personas jóvenes con un trabajo remunerado para acceder a la vivienda. 

Para dar cuenta de estas dificultades se propone como principal indicador el coste de acceso a la vivienda, que expresa el porcentaje de sueldo que la juventud debería dedicar al pago de la vivienda para emanciparse en solitario.

El coste de la emancipación residencial en Euskadi 2017El informe incluye 12 indicadores del coste de acceso a la vivienda libre y a la protegida y analiza las diferencias por sexo y grupos de edad, ofreciendo la comparación por territorios históricos y de Euskadi con el conjunto de España. El periodo de estudio abarca de 2007 a 2017 y se ofrecen datos de la evolución del coste de acceso a la vivienda año a año.

El estudio concluye que la vivienda libre en Euskadi no está al alcance de la juventud y que sólo la vivienda protegida es una opción viable para una persona joven que quiera emanciparse en solitario sin exceder el límite del 30 % del salario neto mensual, que se considera el techo de endeudamiento razonable para el pago de la vivienda.

Desciende ligeramente el coste de acceso a la vivienda libre en propiedad aunque aún implica la mitad del sueldo medio de la juventud asalariada

Con el sueldo medio mensual de una persona de 18 a 34 años y teniendo en cuenta el precio de las viviendas libres escrituradas en 2017, los tipos de interés y la duración media de los préstamos hipotecarios, se estima que para el pago de la primera mensualidad de la hipoteca una persona joven sola debe destinar el 52,6 % de su sueldo neto.

Pese a lo elevado del coste, el dato es el más bajo desde 2007. El descenso se debe fundamentalmente a la bajada experimentada por el precio de compraventa de la vivienda en Euskadi y de los tipos de interés de los créditos hipotecarios y no a la mejora de los salarios medios de la juventud.

El coste de acceso en Euskadi es más alto que en el conjunto de España (47,0 %), pero en ambos lugares se supera el límite del 30 % que se considera el máximo aconsejable e, incluso, el 40 % del salario medio mensual, que coloca en situación de sobreesfuerzo económico a quien destina ese porcentaje del sueldo al pago de la vivienda.

Hay grandes diferencias por edad, sexo y territorio histórico. Para una persona joven de 18 a 24 años el coste de acceso mediante compra en el mercado libre supondría el 83,4 % de su salario neto, para una persona de 25 a 29 años del 58,0 % y para quienes tienen entre 30 y 34 años del 49,1 %.

Asimismo, la brecha salarial entre hombres y mujeres se traduce en un diferencial en el coste de acceso a la vivienda libre en propiedad de diez puntos porcentuales: frente al 48,9 % entre los hombres de 18 a 34 años, para las mujeres de su misma edad el coste de acceso se situaría en el 58,6 % del sueldo. 

Gipuzkoa, con el 61,9 %, tiene el coste de acceso en propiedad más elevado, le sigue Bizkaia con un 49,8 % y finalmente Álava donde el coste es del 41,5 %.

Si calculamos el precio que una persona joven asalariada puede pagar de hipoteca destinando como máximo el 30 % de su sueldo nos encontramos con un importe de 115.423 €, lo que supone una diferencia de 87.111 € respecto del precio medio de mercado. Dicho de otra manera el sueldo medio de una persona joven debería incrementarse en un 75,5 % para pagar una hipoteca por una vivienda en el mercado libre destinando el 30 % de su salario.

Diferencia entre el precio de venta de la vivienda libre y el precio máximo tolerable

Teniendo en cuenta el precio medio de las viviendas escrituradas en 2017 y los salarios medios de la juventud obtenemos otro indicador: la superficie máxima tolerable de la vivienda, que es de 50,6 m2 en Euskadi. Esto es, una persona joven asalariada sólo podría comprar un piso de ese tamaño de acuerdo al precio actual del mercado. La superficie media de las viviendas escrituradas en Euskadi en 2017 fue de 91,3 m2, por lo que la diferencia entre lo que pueden comprar y la realidad del mercado es de 40,8 m2.

Aumenta el coste de acceso a la vivienda libre en alquiler que supera en 17 puntos al coste de acceso en propiedad

El alquiler por cuarto año consecutivo tiene un coste de acceso mayor al de la compra de una vivienda en el mercado libre. Teniendo en cuenta el precio medio de las rentas de alquiler y los sueldos medios de la juventud de 18 a 34 años, una persona joven debería destinar el 69,3 % de su sueldo mensual al pago del alquiler si se emancipara en solitario. Este valor prácticamente iguala el de 2008 (69,5 %) que fue el valor más alto del período 2007-2017.

El colectivo que presenta mayores dificultades para el acceso al alquiler libre es el de las personas de 18 a 24 años que deberían dedicar el 109,8 % de su sueldo para acceder a un alquiler. Le sigue el de las mujeres que tienen que dedicar un 77,1 % frente al 64,4 % que le supone a un hombre joven asumir el pago en solitario del alquiler libre.

En el caso de optar por el alquiler Gipuzkoa es el territorio histórico más caro, con un coste de acceso del 76,3 % del salario medio, seguido de Bizkaia (69,6 %) y Álava (52,0 %). 

Teniendo en cuenta que el límite máximo de endeudamiento recomendado es del 30 % del sueldo, una persona joven asalariada debería ganar más del doble de lo que percibe al mes para poder pagar la renta de alquiler en solitario, concretamente debería incrementar su sueldo un 130,9 %.

La renta máxima tolerable de alquiler, estableciendo como límite máximo el 30 % del salario, es de 409 €, y la diferencia entre esta renta máxima tolerable y el precio de mercado es de 535 €.

Diferencia entre la renta de mercado y la renta máxima tolerable

En el conjunto de España los precios del alquiler son menores aunque el coste de acceso es también muy alto, del 62,4 %.

La vivienda protegida

La vivienda protegida presenta costes de acceso asumibles para la juventud asalariada, sobre todo el alquiler protegido, pero su escaso peso en el parque de vivienda hace que pocas personas jóvenes puedan acceder a una vivienda protegida.

El pago de la primera cuota hipotecaria en el caso de la vivienda protegida en propiedad compromete el 29,8 % del sueldo neto de una persona joven de 18 a 34 años en Euskadi, lo que la sitúa dentro del límite máximo de endeudamiento recomendado.

El alquiler protegido es una opción más asequible para el conjunto de la juventud de Euskadi ya que el coste de acceso se sitúa en el 24,2 % del salario medio mensual de la juventud de 18 a 34 años.

Coste de acceso a la vivienda libre y protegida

El Observatorio Vasco de la Juventud ha coordinado la investigación, que ha sido elaborada por Joffre López Oller, experto en indicadores de emancipación. El cálculo de los indicadores ha requerido de un trabajo metodológico en el que se han combinado múltiples bases de datos del Instituto Nacional de Estadística, del Colegio General del Notariado, del Colegio de Registradores de la Propiedad, Bienes Muebles y Mercantiles de España, datos del Banco de España, del Observatorio Vasco de la Vivienda, etc.

Se puede acceder al informe completo en la web del Observatorio Vasco de la Juventud (abre en nueva ventana).

Logo del OVJ 

¡Síguenos en las redes sociales!

Facebook logo   Twitter logo