Mochileros/as por el mundo

¿Qué es el turismo mochilero?

Vistas a la playa
Autor foto: taki Lau
Licencia:CC BY-SA 2.0 

Viajar como mochilero/a para muchos y muchas es una forma de vida, un viaje de autoconocimiento, de nuevas experiencias en el que el contacto con diferentes culturas es más cercano y auténtico. Lo importante no es el destino, sino el viaje.

A diferencia de los viajes tradicionales las personas que deciden viajar con mochila prefieren prescindir de las comodidades y gastar menos en alojamiento, comidas y transporte para poder alargar durante más tiempo su aventura.

Este tipo de viaje para algunos/as  puede suponer  el final de una época; el bachiller, la carrera, un trabajo…  y la búsqueda de nuevas experiencias para iniciar un nuevo proyecto. Entre las personas jóvenes de Australia, Nueva Zelanda , Canadá y Estados Unidos es muy común pasar un año sabático viajando por el mundo. En nuestro entorno también son comunes otros destinos más cercanos como el Camino de Santiago o el viaje InterRail.

Otra peculiaridad de la comunidad mochilera es su cultura de sociabilidad y camaradería. Suelen ser personas con ganas de relacionarse con el mundo, abiertos a todo tipo de experiencias y situaciones.

 

Consejos

Si este verano has decidido coger tu mochila y aventurarte a conocer nuevos mundos, te vendrán bien unos consejos:

Mochileros
Autor foto: Matías Callone
Licencia:CC BY-SA 2.0 
  • Decide en qué época del año quieres viajar
    En verano, los y las mochileras abundan como las setas y, por lo tanto, podrás hacer muchos amigos. Además, la temperatura es buena, suele haber conciertos y festivales en toda Europa… No obstante, todo es más caro. En ocasiones se suele juntar demasiada gente. Es posible que no encuentres plazas en un tren o un hostal porque hay overbooking.
  • Deja de lado las ciudades más caras
    Los países no están en sus grandes ciudades y capitales. Está bien conocer Paris, Roma… pero hay otros lugares que son tan bellos como ellos y, además, mucho más baratos. Una opción podría ser pasar dos o tres días en una ciudad y el resto en otros sitios no tan conocidos. Por cierto, ¿sabías que Londres es la ciudad más cara de Europa?
  • Programa tu viaje con antelación
    Por lo menos en lo que respecta al billete de avión. Cuanto antes lo reserves más barato será. Si ya sabes que quieres ir a Berlín el próximo mes de enero, haz ya tu reserva. Si puedes, es mejor que adquieras un billete abierto, para que puedas cambiar el vuelo de vuelta, si te lo permite tu economía.
  • Recaba información del país al que vas
    Sus leyes, costumbres, vacunas necesarias, idioma oficial… Cuanto más conozcas el país de destino, te manejarás mejor y tendrás menos peligros. Toda clase de información la podrás conseguir en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.
    En las oficinas de turismo, en Internet y en las guías también podrás encontrar información interesante. ¿Sabías que el autobús número 24 de la línea pública de Londres realiza el mismo recorrido que el autobús turístico "sightseeing"? Pues eso.
  • Aprovecha ahora que eres joven
    Gracias a carnés como el Gazte-txartela podrás conseguir el carné de alberguista a mitad de precio, un seguro gratuito de asistencia en viajes, entradas gratuitas a museos, importantes descuentos para conciertos… 

¿Qué debo meter en mi mochila?

Mochileros por la playa
Autor foto: Seguir Cody Badger
Licencia:CC BY-SA 2.0 

El mejor compañero de viaje de un mochilero/a es su mochila. Ten en cuenta que deberás recorrer cientos o miles de kilómetros con tu mochila a la espalda. Por lo tanto, ¿cómo se debemos llenar nuestra mochila? ¿Qué es lo que debemos llevar? Aquí tienes algunas pistas:

  • Una mochila lo más ligera posible
    Seguro que querrías llevar contigo tu chamarra vaquera, la de cuero, los pantalones a rayas, las de sin rayas… y también la foto de tu pareja. Pero es mejor que lo dejes todo en casa. Cuando pases un mes con tu mochila a la espalda lo agradecerás.
  • Utiliza una bolsa o un neceser pequeño para guardar unas pocas cosas
    La cámara de fotos, por ejemplo. Si te pones a buscarla entre medias, camisetas y pantalones, para cuando la encuentres ya se habrá caído al suelo la torre Pisa.
  • No lleves nada que sea insustituible
    El reloj de oro que te regaló tu abuela y al que le tienes tanto aprecio, déjalo en el cajón de tu habitación, porque cuando vuelvas todavía estará allí. Pero si lo llevas, es posible que no vuelva.
  • Fotocopia tus documentos antes de salir
    Fotocopia o escanéalos y guardalos después en tu ordenador… o haz lo que desees para que cuando vuelvas tengas alguna forma de identificarte, si es que has perdido tus papeles. Te servirán para identificarte y te facilitarán los trámites.
  • Reparte el dinero en diferentes bolsillos
    No guardes todo tu dinero en un solo bolsillo. Repartelo en diferentes bolsillos, también en los de dentro, y así, si te roban, no lo perderás todo. Intenta también tener monedas sueltas a mano para los gastos pequeños, para no tener que sacar toda tu billetera para comprar un simple paquete de chicles.

Destino

La comunidad mochilera evita destinos en los que el coste de vida es muy elevado, como por ejemplo Escandinavia. Polinesia es otro descartado por lo caro de su transporte. También huyen de aquellos países inestables (Somalia, Corea del Norte, Irak) o masificados por el turismo (no verás mucha gente mochilera en Benidorm).

Europa en general es un destino muy habitual por su red de transporte público, por sus numerosos hostales y por todas sus comodidades. Praga, Budapest, y últimamente Croacia y los Balcanes están triunfando. Reino Unido, Alemania e Irlanda, también.

Enlaces

logotipo gazteaukera marca

Suscríbete a la newsletter de Gazteaukera

Suscribirme
logotipo gaztebizhitza marca

Suscríbete a la newsletter de GazteBizhitza

Suscribirme